Archivo del sitio

Užupis: una República Independiente en la capital de Lituania

 

Entrada a la Repúblic Independiente de Užupis, en Vilna, Lituania (foto: Wojsyl – Wikipedia)

La histórica y pintoresca ciudad de Vilna, capital de Lituania, esconde muchas cosas en sus adoquinadas calles del centro, su conjunto de construcciones religiosas y su centro de negocios. La ciudad, igual que el país, son una fuente inagotable de anécdotas y elementos históricos; un pasado muy unido a Polonia, ocupaciones alemanas y rusas, independencia, Unión Soviética y de nuevo independencia. Esta es una forma,grosso modo, de resumir una historia que, particularmente, un servidor recomendaría conocer con un poco más de detalle.

El país, que recuperó su independencia en 1991 junto a Letonia y Estonia, ha cambiado mucho a lo largo de los años, especialmente en estas dos últimas décadas. Baloncesto, turismo, una economía que de crecer a ritmos altísimos entró en una de las mayores recesiones económicas a nivel mundial, y una alta tasa de emigración han ido moldeando la imagen del país y de su capital también.

En este contexto, y ya desde los últimos años de la Unión Soviética, se fue forjando una reconocida clase artística en la capital lituana en el barrio de Užupis, situado a orillas del río Vilna y el centro histórico de la ciudad, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Esta comunidad artística ha marcado mucho el desarrollo de la zona, hasta tal punto que en el año 1997 declaró la República Independiente de Užupis.

El “reducto” lituano tiene su propio gobierno, su bandera, su moneda, su ejército (unos once “soldados” que pueden ser vistos en las calles del barrio como músicos callejeros) y hasta su propia constitución con 41 artículos. Esta fue creada por Thomas Chepaitis y Romas Lileikis, un poeta, músico y director lituano que hoy ejerce como presidente de la República.

Historia del pintoresco barrio de Užupis en la capital de Lituania

Užupis, que en lituano significa “al lado del río”, es el barrio bohemio por excelencia de Vilna y como tal esconde mucha historia entre sus rincones. Por ejemplo, Užupis fue el lugar donde gran parte de los judíos de la ciudad residían y donde sufrieron los crímenes del Holocausto, y el tiempo dió paso a una zona en la que los reductos más marginales de la sociedad ocuparon sus casas abandonadas.

El barrio es relativamente pequeño (tiene una superfícies de 0.60 km2) y tiene una población de unos 7.000 habitantes, de los que 1.000 son artistas. Tanto judíos, en su tiempo, como artistas, en la actualidad, han marcado el carácter de Užupis, que hoy en día se compara con otros barrios bohemios europeos comoMontmartre en París y Christiania en Copenhague.

Actualmente, el barrio cuenta con dos centros artísticos de gran renombre y se habla de él como la personificación del renacimiento cultural y artístico de la región Báltica tras la caída del comunismo.

¿Cómo es la República Independiente de Užupis en Vilna?

A parte de poseer su propia constitución y su propio ejército, la República Independiente de Užupis esconde otras anécdotas. Por ejemplo, celebra el día de su independencia el día 1 de abril, el conocido como día de los inocentes en el mundo anglosajón (April Fool’s Day).

Uno de los habitantes más ilustres del barrio es el propio alcalde de Vilna, Artūras Zuokas, que incluso participa en las numerosas actividades que la república organiza a lo largo del año. Además, los visitantes de Užupis no encontrarán ninguna representación institucional del gobierno lituano en el barrio, ni centros comerciales, entre otras cosas.

Dejando de lado el cáracter simbólico o no de la República Independiente de Užupis, lo que está claro es que ofrece una manera diferente de ver el mundo, como demuestran algunos de los artículos de su particular constitución: “Todo el mundo tiene derecho a ser malentendido”, “Todo el mundo tiene derecho a sentirse asustado”,…