Archivo del sitio

Fronteras Schengen: Bielorrusia – Lituania

Frontera en Lituania./ Jo SauFrontera en Lituania./ Jo Sau

Frontera en Lituania./ Jo Sau

Hasta hace dos décadas, Lituania y Bielorrusia se encontraban bajo un mismo territorio, la Unión Soviética. A la caída del imperio soviético, cada país siguió una evolución muy dispar , y con ella, el porvenir de muchas familias que viven en territorios fronterizos sufrió sus consecuencias políticas.

La parte situada en Lituania se conoce como Norviliškės. La bielorrusa, Piackuny. Hace unos años eran una misma ciudad cuya división no conocía más que los mapas. Hoy son dos núcleos urbanos separados por una cerca metálica con alambre de púas, conocida metafóricamente por algunos como el símbolo del Telón de Acero emergido después de la caída del comunismo. Esta es una barrera física, pero también psicológica, que pesa en las muchas familias divididas tras la entrada de Lituania en la OTAN, la UE y su inclusión en el espacio Schengen. Lee el resto de esta entrada

“Falta unidad y liderazgo en Europa”

El Primer Ministro polaco Donald Tusk hizo ayer un llamamiento a la “unidad” y la “confianza” entre los países miembros de la Unión Europea. Tusk recordó también que “Europa no se puede permitir las tendencias de desintegración” que tanto se escuchan debido a la crisis en la eurozona.

El “premier” polaco hizo estas declaraciones durante el transcurso de la conferencia Riga 2011, un evento que con los años ha ido ganando en relevancia gracias al gran número de personalidades que en ella toman parte. Donald Tusk estuvo acompañado por los primeros ministros de Finlandia, Estonia, Letonia y Lituania. Lee el resto de esta entrada

Cuando los niños se hicieron mayores…

The Baltic Chain ( Photo: Wikimedia Commons ) ERR

Corría el verano de 1991. Era agosto y tres pequeños estados pertenecientes a la entonces maltrecha Unión Soviética, aprovecharon la oportunidad para declarar, oficialmente, su re independencia. Era la culminación de la llamada “Revolución Cantada“.

Estonia, Letonia y Lituania (en este orden precisamente) recuperaron la ansiada libertad que les fue quitada en 1941, cuando las batallas entre tropas soviéticas y alemanas dejaron a los tres pequeños países del Báltico bajo ocupación del primero.

Nadie creía que la estancia soviética duraría tanto, pero 50 años más tarde estos pueblos bálticos lograron deshacerse de la manta roja que les quitó la independencia.

Desde entonces, muchas cosas han cambiado. La mayoría para mejor. Estonia, Letonia y Lituania se han reintegrado al panorama internacional. En 2004 entraron a formar parte de la UE y la OTAN, lo que significó la culminación de la vuelta a lo que ellos veían como el Dorado. Lee el resto de esta entrada