Un juego llamado democracia

Valdis Dombrovskis votando en las últimas elecciones. AFP PHOTO

(Publicado en Miradas de Internacional)

Letonia tendrá un nuevo gobierno a partir del 17 de septiembre. Será el énesimo desde que el pequeño país Báltico lograra reindependizarse en 1991, tras la caída de la Unión Soviética.

Con tan solo nueve meses de vida, la actual legislatura ha llegado a su fin tras un referéndum en el que más del 94 por ciento de los letones apoyaron la disolución de la Saeima, el parlamento letón. Eso sí, sólo el 44 por ciento de la población participó en esta jornada histórica.

La votación llegó como consecuencia del anuncio del ya ex presidente del país Valdis Zatlers de disolver el parlamento. Lo hizo después de que éste rechazará levantar ciertos privilegios de los miembros de la cámara ante la petición del KNAB (el cuerpo anticorrupción del país) para registar las propiedades del parlamentario y hombre de negocios Ainars Slesers, quien fue acusado de corrupción.

Zatlers, quién también alzo la voz sobre la ‘pesada’  influencia las oligarquías en la política del país, se presentó a la reeleción justo una semana después de haber convocado dicho referéndum y la decisión le costó el cargo. El Parlamento eligió a un nuevo presidente, el impopular Andris Berzins, enviando un claro mensaje al exterior; aquí no se toca nada.

Sin embargo, los letones están cansados. Cansados de los innumerables casos de corrupción vividos en el país desde su independencia. Y cansados de ver como las mismas caras han dominado el mapa político del país desde entonces.

Letonia es uno de los países más pobres de Europa. Altas tasas de desempleo (12 por ciento) para un estado de poco más de dos millones de habitantes, cuya población disminuye velozmente debido a la diáspora de jóvenes y cuyos dirigentes parecen más preocupados por sus propios intereses y las disputas étnicas entre nativos y rusos étnicos, que no por apoyar el desarrollo de la población y el país.

¿Nuevas caras?

El ex presidente Zatlers, impopular también hasta tomar la decisión de disolver el parlamento, ha aprovechado el gran apoyo popular recibido y ha creado su propio partido político. Un claro objetivo, las cosas pueden cambiar, la influencia de las grandes oligarquías puede y debe terminar.

Para estos comicios se espera que el partido del actual Primer Ministro Valdis Dombrovskis obtenga buenos resultados. De hecho, ésta era su segunda legislatura al frente del gobierno. Él lideró al país durante la importante crisis económica que afectó (y aún hoy afecta) a Letonia, el país más afectado según el FMI. Recortó gasto y bajó pensiones y sueldos. Medidas impopulares pero necesarias que produjeron una reducción de la economía nacional del 18 por ciento.

Los letones esperan, escépticos, acontecimientos. Algunos sí creen que un cambio es posible, otros dan la batalla por perdida. Aún así, muchas cosas están aún por responder y el futuro se dibuja interesante y movido.

Está por ver si de ganar en las próximas elecciones, Zatlers apoyaría al partido pro ruso Harmony Centre, cuya posible entrada en el gobierno sería histórica y si Dombrovskis continuará como Primer Ministro. Pero sobre todo cual será la posición del actual presidente del país Andris Berzins, dependiendo del mapa resultante tras el 17-S.

Anuncios

Publicado el julio 28, 2011 en Letonia, Política y etiquetado en , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: